domingo, agosto 05, 2007

Christopher is dead


Christopher Moltisanti tenía problemas. Su herencia genética le traía una serie de complicaciones que lo hacían ser una persona difícil. Además de ser adicto, por su madre y mafioso, por su padre, era un tipo temperamental como pocos. Celoso, irritable, ambicioso, todos esos defectos lo habían puesto más de una vez en problemas con la gente que amaba. Especialmente con Tony Soprano, su tío y jefe.
En realidad esa relación de parentesco lo salvó muchas veces. Tony le soportó hasta que le apuntara con una arma y que se volviera un adicto a la heroína. Es que su tío realmente lo quería, tenía grandes planes para él. Chris supo responder a la confianza y a medida que creció fue enmendándose. Hasta sacrificó a la mujer que amaba por Tony.
Sin embargo, tenía recaídas y algo se fue quebrando entre Tony y Chris. El sacrificio, las recaídas, el mal humor, ya no le caían bien a su tío. Y el hombre que fue como su padre tuvo que tomar una decisión drástica. Una decisión que no pensó mucho, pero que pensaba que era la correcta. Una decisión que hizo que lo viéramos con otros ojos. Porque pese a que era una buena decisión para el negocio, no lo era para el corazón de los fans. Comprendemos sus razones, pero no las aceptamos. Tony is dead.

p.d. Se acerca el final

3 Comments:

At 10:21 a. m., Blogger Athos said...

No me digas que me jodiste el final...

¡Recien voy por la tercera temporada!

 
At 5:20 p. m., Blogger Bruno Rivas said...

Lo mejor está por empezar

 
At 1:19 a. m., Blogger Koki said...

Acabo de ver ese capítulo!

 

Publicar un comentario

<< Home