domingo, abril 20, 2008

The assassination of Jesse James by the Coward Robert Ford

Jesse James (Brad Pitt) era un hombre cansado bastante paranoíco que veía lejano sus momentos de gloria y que probablemente quería morir. Robert Ford (Casey Affleck) era en cierta manera otro hombre cansado, pero cansado de su realidad, hambriento de gloria y que quería empezar a vivir... pero como su héroe Jesse James. Un cansancio y hastío que es retratado con efectividad por Andrew Dominik durante dos horas y cuarenta minutos con un ritmo lento pero atrayente que nos lleva a internarnos en la psicología de los personajes y a esperar con ansía el final de la historia a pesar de que el título lo dice todo. Y ese viaje por el interior de los personajes nos hace amar y odiar a Robert Ford. Y esa especie de terapia psicológica nos hace perdonar un terrible pecado propio de un Judás porque nos hace reconocer nuestro lado humano más débil, el más ambicioso y envidioso. Pero al mismo tiempo la cinta nos hace odiar a Ford porque su crimen marca el ocaso de un modo de vida, salvaje pero atrayente, el fin del Viejo Oeste, de la época de los bandoleros con corazón y de los hombres con honor. Un asesinato que también permite que haya películas como esta, extraordinarias pero olvidadas por la Academia.

p.d. Y también nos deja la impresión de que quizás la Academia se equivocó al darle la estatuilla a Bardem.

2 Comments:

At 1:34 p. m., Blogger EME said...

¡No hay perdón ni olvido!

BANG.

 
At 8:18 a. m., Blogger Estabilizador e Nobreak said...

Hello. This post is likeable, and your blog is very interesting, congratulations :-). I will add in my blogroll =). If possible gives a last there on my blog, it is about the Estabilizador e Nobreak, I hope you enjoy. The address is http://estabilizador-e-nobreak.blogspot.com. A hug.

 

Publicar un comentario

<< Home