sábado, abril 28, 2007

Locke versus Hume


No se emocionen de filosofía yo se tanto como de física nuclear, a lo que estoy haciendo referencia es a los personajes de "Lost" John Locke y Desmond Hume. Los dos tienen algo más en común que el hacer referencia a los filósofos empirista y escéptico, respectivamente, los dos saben que hay un destino que guía sus acciones. Saben que han caído en la isla por un propósito y están preparados para cumplirlo. Sin embargo, hay una gran diferencia que los divide: su forma de encarar esa creencia.
Mientras Locke encara con alegría los designios de su destino ya que aguarda un gran final para su existencia, Desmond es pesimista y reconoce que no le espera lo mejor así que intenta luchar contra lo que viene aunque reconoce que es inevitable. Para uno la isla es su paraíso, para el otro su cárcel. Blanco contra negro.
¿Por qué tienen una visión distinta? Porque la isla les ha dado habilidades que les permiten conocer un poco mejor su porvenir. Ventaja que los pone por encima de los demás habitantes del lugar en el que se encuentran. Su destino les ha hecho un guiño que les permite reconocer a la isla como el lugar de redención.
Ya lo he dicho antes, creo en el destino, pero ahora siento que tengo dos puntos de vista para encararlo. El positivo Locke y el negativo Desmond. No se cual me conviene elegir y no me parece justo. Exijo pues una ayudita, un guiño de mi destino. Total que le cuesta, hace tiempo que creo en él.
p.d. See you in another life o Sto laborando

2 Comments:

At 10:07 a. m., Blogger EME said...

«Que nadie, pues, interprete mis palabras de forma capciosa, diciendo sin más que defiendo la necesidad de las acciones humanas y que las sitúo así al mismo nivel que las operaciones de la materia inanimada. Yo no atribuyo a la libertad esa ininteligible necesidad que se supone hay en la materia.» David Hume. Compendio de un libro recientemente publicado; titulado Tratado de la naturaleza humana.

 
At 11:33 a. m., Blogger EME said...

"Pues Dios ha dado al hombre un entendimiento para dirigir sus acciones y, consecuentemente, le ha permitido una libertad de voluntad y de acción, como algo propio y constitutivo de ese entendimiento, aunque confinada, eso sí, dentro de los límites de la ley bajo la que se encuentra". (...) "Por lo tanto, la libertad del hombre (...), así como su capacidad de actuar de acuerdo con su propia voluntad, se fundamenta en el hecho de que posee la razón, la cual le puede instruir en las leyes por las que se tiene que gobernar y le hace saber hasta dónde llega la libertad de usar su voluntad". John Locke. Segundo ensayo sobre el gobierno civil.

 

Publicar un comentario

<< Home