sábado, agosto 11, 2007

El maquinista

El cuerpo de Christian Bale en "El maquinista" (2004) realmente sobrecoge y despierta admiración. Es una prueba fehaciente de lo que es el compromiso y de las consecuencias de tomar uno a consciencia. Es así que ver al actor principal tomar ese compromiso invita a observar la película y a apreciarla. La cinta de Brad Anderson es un thriller cumplidor que gira en torno al imsomnio que sufre Trevor Reznik. La causa será develada lentamente y con oficio, como debe ser tratada una buena de historia. Y esa parsimonia se combina perfectamente con el sobrecogimiento que provoca ver al protagonista de Batman tan flaco. En el momento en que el espectador puede sentir cansancio del ritmo de la obra se topa con la imagen chocante del Reznik flaquísimo, una imagen que lo hace preguntarse como llegó a ese estado y a recuperar el interés en el film. Interés que se mantiene hasta el final de una cinta que invita a aplaudir a rabiar a Bale y a admirar a un director que consiguió que su estrella de Hollywood se sacrifique de esa forma por su cinta.

p.d. Bale ya es ídolo.

2 Comments:

At 4:35 p. m., Blogger EME said...

'He comido carne humana'...

 
At 5:19 p. m., Blogger Juan Manuel Robles said...

!que buena esa pela!

 

Publicar un comentario

<< Home