sábado, octubre 20, 2007

El equipo ideal (Boston legal)

Toda serie que se respete debe procurar tener personajes atractivos, interesantes y altamente recordables. Al igual que en un equipo de basket, del número de estrellas en el plantel depende el éxito del programa. Si una serie quiere estar en el promedio, tendrá uno o dos buenos personajes, pero si desea estar en la cumbre y aspirar a los Emmys tendrá muchos más. Ese es el caso de Boston Legal que en esta temporada tiene tres personajes que han llevado a la serie, a mi parecer, a su mejor formación. Haciendo un paralelo con el deporte de la canasta, a los gringos le encantan estas comparaciones y yo estoy falto de ideas, les expongo al trío dorado de esta comedia-dramática de abogados locos:

El experimentado capitán
Denny Crane (William Shatner) sabe que ya pasó su mejor momento... pero nunca lo demuestra. Repite su nombre como una oración para recordarse que era un grande y porque tiene miedo. Su reputación le permite hacer locuras, olvidarse del equipo, malograr algunos enfrentamientos y dejar que otros tomen el lugar que él debería llenar. Sin embargo, cuando las cosas están en su peor momento, suele aparecer con una actuación salvadora para explicar porque su nombre está en el título de la firma.

La estrella
Alan Shore (James Spader) nunca pierde. Michael Jordan le queda chico porque no hay truco que no se sepa, no hay maña que no haya utilizado. Es el más malicioso en un mundo de mentirosos y corruptos y por eso tiene derecho al alegato final. Pese a sus defectos, no llega a ser una mala persona. Generalmente hace el bien, aunque en muchos casos es lo que más le conviene. Como lo definió un amigo mío (espero citarlo bien) es un demonio que busca redención. Y a quién no le gusta que la estrella sea un antihéroe. Sino miren a Maradona.

El novato del año
Jeffrey Coho (Craig Bierho) tiene menos de una temporada en el equipo y ya le quitó la asistente a Shore y se peleó con Brad Chase (Mark Valley), un viejo jugador de reparto. Le falta experiencia pero le sobra talento. Gana los encuentros gracias a su intuición, pero no ve más allá de lo evidente. Todavía no es Alan Shore y se toma prerrogativas de Deny Crane. O sea le falta mucho por aprender, pero su futuro es realmente prometedor. Y cuidado ya ganó bastante, al menos mucho más que Chase y cia. Ya tiene derecho a elegir casillero y hay capítulos por venir.

¿Se puede perder con ese plantel?

1 Comments:

At 12:17 a. m., Blogger EME said...

¡Denny Crane!

 

Publicar un comentario

<< Home