sábado, mayo 05, 2007

La mujer que no te quiere

Julio y yo estábamos viendo la pichanga a ras de la cancha. "Si pues es como esa mujer que no te quiere. La chica que te trae loco y que no te da bola, pero que de vez en cuando se digna a darte alas y hacerte sentir bien un par de días", le expliqué.Hace un par de semanas Julio y yo fuimos al estadio, al San Martín, salimos felices viendo a un Boys arrasando al Cristal, era una maquinita, algo que yo no había visto en mucho tiempo. Salí realmente emocionado. Dos semanas han pasado y toda la ilusión se ha ido esfumando. En dos semanas he vuelto a la realidad, aunque para ser francos me bastó solo una para entender todo. Cuando a cachetazos le empataron al Boys (en realidad fue el Boys el que empató) tras ir ganando tres a cero, comprendí que este tampoco sería el año de mi equipo, entendí que el momento de alegría ya había acabado. La chica que me vuelve loco nuevamente me había calentado.Y es que esa historia ya me la habían contado y con casi todos los mismos personajes. Era el 98 y el Boys de un tal 'Chalaca' González era una maquinita, le acababa de ganar en un partidazo a la" U" (que sería campeón de ese torneo) dos a uno. Solo tenía que defender la punta ante el colero del torneo, el Lawn Tennis (dónde estará ese equipo ahora) y empezó ganando tres a cero. Adivinen qué pasó: tres a tres acabó el partido y Boys perdió la punta que ya nunca pudo recuperar. Ese recuerdo vívido me vino a la mente el domingo 29 de abril (tenía que ser abril) con el 4 a 4 en el Callao. Se me bajó la presión porque lo había entendido todo.Ustedes se preguntarán por qué me hago tantas paltas. Tengo una respuesta: En la serie “Lost”, el padre de uno de los personajes tiene una frase acuñada: “Hay gente que ha nacido para sufrir, por eso los Medias Blancas nunca ganarán el campeonato”. Bueno yo hago eco de esa frase pero modificándola un poco: : “Hay gente que ha nacido para sufrir, por eso el Sport Boys nunca ganará el campeonato”. La suerte está echada y es la que yo elegí, así como sigo eligiendo seguir detrás de esas chicas que le hacen a uno la vida imposible.

p.d. Pero, los buenos momentos no te los quita nadie.

5 Comments:

At 4:14 p. m., Blogger La comunicación imposible said...

Yo me enamoraría de una mujer hincha del Sport Boys, siempre y en cuando no trabaje en una pescadería del puerto y no tenga familiares en Sarita Colonia. Me la imagino vestida de "rosado".
Mala suerte la del fútbol y las mujeres (¿será peor estar enamorado de una chica que te empelote por unos años y luego te deje con uno o dos hijos a cuestas?).
Arriba Alianza

 
At 11:33 a. m., Blogger Apio Verde said...

el chico que no te quiere dice simplemente que un día ya no se sentía enamorado

 
At 8:59 p. m., Blogger Chubi said...

"Oh! la alegría llegó
la alegría llegó
y sé que no dura para siempre"

 
At 1:18 p. m., Blogger Carlos R. O. said...

Dicen que uno puede cambiar hasta de mujer pero nunca de equipo de fútbol, doctor. Así que a seguir aguantando a la rosada. Y respire un poco que ya pasó abril...

 
At 5:30 a. m., Blogger EME said...

Impecable analogía. ¿Cuándo aprenderemos? ¡No al ‘calentamiento’ global! (If you know what I mean)... y lo sabes.

Eso sí, ¿suerte echada? No creo que exista tal cosa... también lo sabes.

En fin, mi amigo, ‘tu posdata no me aleja del dolor’ (a lo Ana Gabriel con Vicky Carr).

 

Publicar un comentario

<< Home